Los 400 inmigrantes detenidos por ICE acusados de robar identidades de estadounidenses

De los 680 inmigrantes detenidos en el redada más grande contra empresas, al menos 400 robaron identidades de estadounidenses, afirmó un oficial de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

El miércoles 7 de agosto de 2019, los agentes de ‘La Migra’ allanaron varias plantas de procesamiento de alimentos de Mississippi. La mayoría de las cientos de personas capturadas enfrentan procesos de deportación y acusaciones por fraude.

“Robaron las identificaciones de 400 ciudadanos estadounidenses”, dijo Jere Miles, director de la oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) en Nueva Orleans.

El oficial critica que se defienda a los inmigrantes y no a los estadounidenses a quienes se robó la identidad, reportó el Washington Times.

Miles defendió las operaciones del 7 de agosto contra siete plantas de procesamiento como un éxito y un elemento disuasorio para futuros inmigrantes indocumentados.

ICE enfrenta las críticas de grupos de activistas y de demócratas en el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes que convocaron a una audiencia para criticar las redadas, las cuales dejaron a decenas de niños sin sus padres.

Otras de las críticas es que no se dio aviso a autoridades locales, para tomar previsiones y ayudar a familias de los afectados, muchos de los cuales –mujeres y niños– han tenido que vivir en albergues por falta de ingresos para pagar sus servicios de agua, luz y gas.

Al menos 300 de los inmigrantes han sido liberados, pero enfrentan procesos de deportación.

En redadas en espacios de trabajo, aquellos inmigrantes que son arrestados con documentos falsos enfrentarán acusaciones por al menos cuatro delitos, según explicó Khaalid Walls, vocero de ICE, tras un operativo en Ohio en 2018.

LEER TAMBIÉN  Exmarine estadounidense fue entregado a ICE por ser hispano; se burlaron de su padecimiento

Esos delitos son: falsa personificación de un ciudadano de los Estados Unidos; falsa declaración o reclamo de ciudadanía para obtener un beneficio federal o estatal de empleo; fraude y actividad relacionada en relación con la identificación características e información de autenticación de documentos y robo de identidad con reconocimiento.

Vía | La Opinión