Las caravanas de migrantes no sirvieron para llegar a Estados Unidos

Las caravanas, un fenómeno que movió a cientos de salvadoreños, hondureños y guatemaltecos, no logró su principal objetivo, llegar a Estados Unidos, y terminó en México. Miles de migrantes volvieron a El Salvador a vivir en las mismas condiciones de pobreza y violencia que antes del viaje.

A Mauricio H. el crimen organizado lo buscó para que liderara la primera caravana de inmigrantes que salió el 28 octubre de 2018 desde la plaza de El Salvador del Mundo. El salvadoreño llegó a la plaza en aquella madrugada no para acceder a la propuesta, sino para convencer a un grupo de amigos y a otros ilegales de que la caravana no era la manera adecuada para viajar hacia Estados Unidos.

El tiempo le dio la razón a Mauricio. Los registros oficiales de la Dirección de Migración establecen que de 3,224 inmigrantes que salieron en las ocho caravanas por las fronteras de El Salvador, 1,411 fueron deportados desde México y otros lugares en el camino hacia el norte.

Mauricio es un migrante que vivió en Estados Unidos durante dos años y luego fue deportado tras ser detenido por un policía federal en una redada contra salvadoreños que vivían ilegales en Houston. El compatriota había fracasado dos veces en su intento por llegar a Estados Unidos, pues fue deportado desde México. En su tercer intento, logró llegar y esto es lo que recuerda de su arriesgado viaje.

Vía | EDH