Niño salvadoreño de 12 años se ahorcó en su vivienda

Instituto de Medicina Legal, Sonsonate

Un niño de 12 años que estudiaba sexto grado se quitó la vida el lunes pasado colgándose de un lazo que amarró a una viga de su vivienda, en Acajutla, Sonsonate. El menor, que fue identificado como Bryan M., estudiaba en el centro escolar del caserío San Pedro Belén, en el cantón El Suncita, del municipio de Acajutla.

Según información de las autoridades policiales, el niño asistía a clases en el turno de la mañana y el lunes les manifestó a los familiares que no quería asistir a la escuela.

El niño no les explicó el motivo por el que no deseaba asistir a clases ni los parientes le cuestionaron las razones de su falta de ánimo para estudiar.

De acuerdo con el reporte oficial, los familiares del niño tuvieron que salir de la casa y este se quedó solo, y fue en ese momento que aprovechó para encerrarse en uno de los cuartos de la casa.

El niño tomó una cuerda, la colgó de una viga de la casa y después se hizo un nudo en el cuello para dejarse caer a un espacio vacío.

Cuando los familiares regresaron a la casa, abrieron el cuarto y encontraron al niño colgado, informó la Policía. Narraron que, en la angustia, la familia bajó el cuerpo del lazo, pero ya el menor estaba muerto.

Tanto para la familia como para sus compañeros de estudio y la gente de la comunidad la muerte de Bryan fue una trágica noticia.

Según se conoció, la decisión del niño de quitarse la vida había sido originada por problemas familiares. Una fuente cercana a la familia de Bryan manifestó que el niño sufría desde hace unos días de depresión porque su padre tiene problemas de alcoholismo y su madre había abandonado el hogar.

El cadáver del niño fue llevado al Instituto de Medicina Legal de Sonsonate para su respectiva autopsia donde fue reclamado por sus parientes.

De acuerdo con las autoridades policiales, el niño y sus otros hermanos se habían quedado bajo el cuidado del padre, y esta situación, lo habría abrumado y llevado a quitarse la vida.

El centro escolar donde estudiaba el niño colocó listones negros en señal de luto por la pérdida del estudiante.

El menor fue enterrado ayer en Acajutla y al sepelio asistieron miembros de la escuela, amigos y familiares.

Las autoridades dijeron que investigarán los motivos por los cuales el niño decidió acabar con su vida.

Vía | LPG