Dijo a la policía que era un faja para adelgazar, pero se quedó sin aliento cuando un perro comenzó a ladrarle

Un joven de 17 años de edad que la tarde del jueves 6 de febrero ingresaba a Estados Unidos por la zona peatonal de la garita Paso del Norte, en la frontera de Ciudad Juárez El Paso, fue detenido cuando le descubrieron que el bulto debajo de su camiseta no era la faja para adelgazar que aparentaba llevar.

Lo que el adolescente traía pegado en la espalda baja con cinta adhesiva alrededor del torso era un ladrillo de cocaína.

Los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) detectaron una anomalía en la ropa del joven que simulaba sumir la panza y que se quedó aún más sin aliento cuando el perro que le acercaron para olfatearlo empezó a ladrar.

La faja malhecha debajo de la camiseta lo había delatado por lo que el muchacho, originario de México, quedó bajo arresto y remitido a una cárcel del Sheriff de El Paso, en Texas, en espera de que le finquen cargos por tráfico de drogas.

El paquete en forma de ladrillo contenía 2.5 libras de cocaína, poco más de un kilo, cantidad que en el mercado negro de California puede alcanzar un valor de hasta $22,000 dólares.

Vía | La Opinión