Niña de 5 años murió tras ingerir residuos de metanfetamina en botella de agua de su madre

Una menor de 5 años murió tras haber ingerido residuos demetanfetamina que se encontraban en una botella de agua de su madre, en Rifle, Colorado.

Sophia Larkson sintió sed en medio de la noche y tomó de la botella que su madre, Stephanie Alvarado, de 26, había usado como pipa.

La mujer, quien había perdido su trabajo en una oficina médica por el consumo de drogas, había fumado la droga esa noche junto a dos primos, identificados como Daniel Alvarado, de 27; y Bertha Karina Ceballos Romo, de 28.

Los tres fueron arrestados por los hechos reportados el 10 de diciembre bajo cargos de abuso infantil que resultó en muerte, posesión de sustancias controladas e imprudencia temeraria.

De acuerdo con el informe del Daily Mail, a eso de las 10:30 p.m. de ese día, la menor ingirió la agua tóxica; al sentir el sabor raro, escupió un poco. Poco después, empezó a alucinar. Los adultos, en lugar de buscar ayuda, se pusieron a orar y a leer pasajes de la Biblia, según documentos judiciales del caso citados por el medio británico.

La madre envolvió a la menor en una sábana y le dio leche.

La víctima perdió la consciencia y el grupo la llevó a otro apartamento donde le pusieron oxígeno. Finalmente, al ver que no reaccionaba, la trasladaron al Grand River Hospital. Pero ya era demasiado tarde.

Vía | La Raza