Saldo mortal del coronavirus sobrepasa las 1,000 personas y más de 6,000 pacientes en estado crítico

El número de víctimas mortales dejadas por la epidemia de coronavirus en China ya supera el millar y se sitúa en 1.017, después de que se hayan registrado 108 muertes más en las últimas 24 horas, la cantidad más alta en un solo día desde que comenzó el brote en diciembre, según las cifras de la Comisión Nacional de Salud. Los contagiados suman 42.714, un aumento de 2.490. El salto es muy inferior al registrado un día antes, cuando el número de infecciones había crecido en más de 3.000 casos.

Fuera de Hubei, la provincia foco de la crisis, los nuevos casos son 341 y registran su séptimo día consecutivo de descenso. Los casos sospechosos son 21.675, tras un aumento de 3.536 en las últimas 24 horas. Los pacientes dados de alta desde el comienzo de la epidemia suman 4.009 personas, después de que este lunes se declararan recuperados a 727 enfermos.

El coronavirus 2019-nCoV puede provocar neumonía con síntomas como fiebre alta, tos seca, dolor de cabeza y dificultad para respirar. Su periodo de incubación medio es de tres a siete días, con un máximo de 14. Los científicos chinos han confirmado que, a diferencia del SARS, es posible el contagio durante la incubación. La OMS ha declarado una emergencia internacional por el brote.

El tiempo máximo de incubación podría llegar a 24 días, según un estudio

El periodo máximo de incubación del coronavirus de Wuhan podría durar hasta 24 días y no 14, como se creía hasta ahora. Así lo apunta un estudio elaborado por varios hospitales y universidades chinos y dirigido por el eminente epidemiólogo Zhong Nanshan, a la cabeza de los esfuerzos médicos contra el nuevo patógeno, según publica la revista china Caixin.

El estudio elaborado entre casi un millar de pacientes, y en fase de pre-publicación, encuentra que casi la mitad de ellos no presentaban síntomas en la primera fase de la enfermedad, pero casi un 88% sufría fiebre en la fase más avanzada, ya ingresados en el hospital. Si la detección de casos en los que la infección acaba de empezar se centra en quienes muestren una temperatura alta, se podría pasar por alto muchos casos, advierte.

Algo similar ocurre con las muestras con el escáner de tomografía, que solo encontraron marcas típicas de la enfermedad en la mitad de 840 pacientes del estudio.

Al comienzo de la crisis, antes de que se empezaran a utilizar pruebas de ácido nucleico para detectar el patógeno, se sometía a los pacientes sospechosos de ser portadores a una prueba con ese escáner. Desde el 27 de enero ya no se requiere ese examen para emitir un diagnóstico, aunque, ante la preocupación sobre la fiabilidad de las pruebas de ácido nucleico, algunas voces vuelven a pedir que se utilice la tomografía como test clave para identificar a los portadores.

La muestra se efectuó sobre 1.099 pacientes infectados por el coronavirus y que recibieron el diagnóstico antes del 29 de enero en 552 hospitales de 31 regiones chinas, con una media de edad de 47 años. El 41,9% de ellos eran mujeres. Aproximadamente un tercio había estado en Wuhan, el foco de la epidemia, y casi un 72% había estado en contacto con alguien procedente de allí.